Efectos rebote para la piel, si no la cuidamos durante el verano

 

 

Estamos en pleno verano y no es una época en la que el acné sea un tema que se suele tratar. Esto es porque muchos de los que padecéis acné os encontráis en buen momento, ya que seguramente ahora lo tenéis más controlado, mejor. Pero es importante conocer la clave para que después del verano vuestra piel no se revele con esos granitos que pueden salir con fuerza. Lo que se llama el “efecto rebote”.

Por un lado durante las primeras exposiciones al sol,  mejoran las lesiones acnéicas. El sol actúa como bactericida, queratolítico y reseca la piel. Así que da la impresión de que la piel “se seca” con una mejoría aparente en la piel.  Está más lisa, con menos granos, lo que hace que nos relajemos, sin pensar en futuras consecuencias.

cuando la piel está expuesta al sol, crea una especie de mecanismo de defensa en el que se produce un engrosamiento que ocasiona una retención de células y sebo en el folículo pilosebáceo y el sebo queda obstruido en el folículo. Esto puede provocar un desagradable “efecto rebote” cuando desaparece el bronceado, con una aparición masiva de granos.

Para que eso no nos suceda debemos proteger, hidratar y limpiar la piel igual o más que en otras epocas del año, además así nuestro broceado sera mas luminoso, bonito y duradero.

Recuerda que en la clinica además renemos los mejores tratamientos para antes y depues de la exposición al sol y te recomendaremos los mejores productos para tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *